Saltar al contenido

pensamiento mágico

10 junio, 2013

¿Han oído hablar del bocadillo mágico? No, no se trata de un cuento, la lámpara mágica de Aladino, Juan y las judías mágicas, nada de eso, se trata más bien de la vida real (demasiado real), de una historia presuntamente real sucedida en un colegio real, protagonizada por un niño real y contada por la prensa (real) hace apenas unos díasSeño, hoy para desayunar traigo el bocadillo mágico: pan con pan. Y yo decido qué lleva dentro

Por fin. Esa es la actitud, y no deja de ser triste que haya tenido que ser un niño de la infancia el que viniera a mostrárnosla. ¿O es que no recuerdan aquella legendaria película, La Vida es Bella, aquel padre convenciendo a su hijo de que el campo de concentración en realidad no existía, que era todo una farsa, un concurso, si sacaban más puntos que nadie al final ganarían el tanque? ¿Por qué habríamos de conformarnos con esta amarga realidad que nos rodea si con sólo un poco de imaginación podemos inventarnos otra?

Por ejemplo: ¿Está usted en el paro? Que se cree usted eso, está muy equivocado, si piensa así quíteselo de la cabeza de inmediato porque usted lo que tiene es un trabajo mágico, usted puede decidir a qué se dedica y modificarlo luego a su entera voluntad, usted puede ser piloto, alto ejecutivo, chef o estrella del rock, según le convenga, según la predisposición con la que se levante ese día, no me diga que no es un chollo…

¿Tiene usted trabajo (real) pero no está contento con su sueldo de ex mileurista (hoy ya ochocientoseurista o seiscientoseurista, y bajando), con su paga extra mil veces recortada, con sus horas extras impagadas, con sus mensualidades desaparecidas? Pero vamos a ver, hombre de dios, qué más le puede pedir usted a la vida si tiene una nómina mágica, ya les gustaría tener una igual a Botín, Amancio Ortega o Cristiano Ronaldo, panda pringaos, apiádese de ellos que viven ahí prisioneros de la realidad mientras que usted es el dueño total y absoluto de su imaginación…

¿Le han desahuciado por no poder pagar la hipoteca? Pues mucho mejor, dónde va a parar, ya no tiene por qué sentirse encerrado entre esas cuatro paredes, ya puede elegir vivienda, no le niego que siempre habrá seres avinagrados y descreídos que creerán que usted y los suyos (sobre)viven ahora a duras penas bajo ese puente húmedo y maloliente pero usted sabe que no es verdad, usted sabe que tiene una casa mágica, el Palacio de Buckingham, el Taj Majal, la que usted quiera, anda y que se pudran de envidia todos aquellos que no sean capaces de ver más allá de sus narices…

Y así sucesivamente: sanidad mágica, educación mágica, pensiones mágicas, ayudas a la dependencia mágicas, becas mágicas, ciencia mágica, cultura mágica, incluso pensamiento mágico, lo que haga falta. No sufra por tener que adaptarse a la cruda realidad, haga que sea la realidad la que tenga que adaptarse a usted.

Afortunadamente nuestros egregios Gobernantes supieron verlo antes que nadie. Usted y yo podemos pensar que está todo mal, que nos vamos al carajo, que no hay presente ni aún menos futuro; en cambio nuestras Autoridades son capaces de ir un poquito más allá, que digo un poquito, muchísimo más allá. Donde nosotros vemos miseria y podredumbre ellos ven un presente esplendoroso y un futuro luminoso, ya se ha dado la vuelta a la tortilla, ya hay un montón de indicadores que indican (es lo que tienen los indicadores) que se ha revertido la situación, puede que ustedes aún no lo noten porque siguen anclados en el presente y empeñados en comer cada día como si no hubiera un mañana, pero nosotros que estamos perfectamente alimentados podemos asegurarles que ahí al fondo ya se ve la luz al final del túnel, es más, que ya casi ni hay túnel, si aún lo ven todo negro es porque todavía no se les ha acostumbrado la vista pero que sepan que ya emergen por doquier un montón de rendijas por las que se filtra una resplandeciente claridad

Está clarísimo. Nuestros Gobernantes, a la manera del niño del bocata, están aplicando el pensamiento mágico: ahora lo ves, ahora no lo ves, ahora puede que sigas sin verlo, ahora vas a tener que verlo por cojones porque lo decimos nosotros y lo que decimos nosotros va a misa, nunca mejor dicho. Pura magia. La receta indispensable para todos aquellos (presuntos) seres humanos que tenemos la insana costumbre de creemos sólo lo que podemos ver con nuestros propios ojos y tocar con nuestras propias manos. Si seremos descreídos que ante tamaña catarata de despropósitos pudimos llegar a pensar que íbamos a la deriva, que no había un gobierno, cuando en realidad lo que sucede es que tenemos un Gobierno Mágico. Acabáramos.

Anuncios

From → PAÍS DE MIERDA

One Comment

Trackbacks & Pingbacks

  1. la Marca | tiempos de mierda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: