Saltar al contenido

la Marca

12 julio, 2013

Toda la vida creyendo que éramos un país (de mierda) y ahora resulta que somos también una marca. Acabáramos. Somos una puta marca, como Clesa, Persil, Bru, SuperSer, Sepu, Galerías Preciados, El Banco Hispano-Americano o Gaseosa La Pitusa pongamos por caso, nótese que sólo pongo marcas extinguidas o en vías de extinción, en parte por afinidad y en parte porque ya que escribo gratis no voy a regalar también publicidad. Somos un mero producto puesto a la venta a la espera de que alguien nos compre, como si no estuviéramos ya sobradamente comprados y vendidos de antemano. Mera ficción.

Sí, por si no teníamos bastante con ser España ahora además representamos La Marca España, si no querías caldo pues toma, dos tazas. ¿De qué hablamos cuando hablamos de Marca España? ¿De estudiantes sin futuro, paro a chorros, jóvenes practicando la movilidad exterior por el mero impulso aventurero de tener algo con que comer? ¿De familias enteras viviendo sólo con la pensión del abuelo, rezando para que no se muera no vaya a ser que se les lleve su único sustento? ¿De personas que prefieren tirarse por el balcón antes que perder su casa de toda la vida? ¿De ancianos que vieron cómo les robaban legalmente (impunemente) sus ahorros, y que ahora encima tienen que aguantar el que les digan que la culpa es suya? ¿De aquellos que dicen (riéndose entre dientes) que ya se ve la luz al final del túnel cuando jamás en su puta vida estuvieron en un túnel, vamos que ni saben lo que es siquiera? ¿De incultura, de vanagloriarnos de nuestra propia incultura, de granhermanos y sálvames, de comas etílicos a la luz de la luna, de vacío intelectual, ético, estético? ¿De los bosques quemados y las costas arrasadas, de los montes esquilmados, de este páramo desolado, de esta mierda que respiramos y masticamos cada día? ¿De la depresión de todo un país, de la miseria física y psíquica, de la desolación, la putrefacción? ¿Cuál de todas estas cosas (y tantas otras que no nombro) representa mejor la Marca España? ¿O serán acaso todas a la vez?

Y sin embargo al ministro (a cualquier ministro) le falta tiempo para emerger a la palestra en cuanto suena cualquier nota discordante, no vayan a pensar por ahí que no somos lo que decimos que somos: la presunta imputación de aquella infanta perjudica a la Marca España; el procesamiento de este sujeto perjudica a la Marca España; la publicación de esos papeles perjudica a la Marca España; la mera difusión de algún leve indicio acerca del comportamiento irregular de las más altas autoridades de la nación perjudica a la Marca España… Se ve que ya no nos importa tener la casa llena de mierda, ahora ya sólo nos importa que se vea; culpable no es el que genera la porquería ni el que la deja sin limpiar sino el que levanta la alfombra. Saque usted un producto que huela mal y sepa a rayos, luego cuando no se lo compren échele la culpa al publicista por no haberlo sabido vender… O dicho de otro modo, señor ministro, que si se lo explico en su idioma seguro que incluso alguien como usted podrá entenderlo: España perjudica a la Marca España. No nos pongan en oferta, se lo ruego, que bastante vergüenza pasamos ya nosotros solos; como para tener encima que pasarla también ante los demás.

Anuncios

From → PAÍS DE MIERDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: