Saltar al contenido

moros o cristianos

16 julio, 2013

Miremos a nuestro alrededor. A nuestros trabajos (si los hubiere), a nuestras casas, a cualesquiera otros ámbitos de la vida. Comprobaremos que existen básicamente dos tipos de personas: de un lado estarían aquellos que se pasan todo el santo día quejándose de lo que hacen los demás, pero luego procuran hacer exactamente lo mismo que ellos: si ésta llega tarde yo también, si aquel se lo lleva muerto yo no voy a ser menos, si ese se aprovecha y no le dicen nada pues yo voy a hacer lo mismo, a ver si voy a ser yo aquí el único tonto que no se aproveche. Por lo general esta dinámica se resume con una frase tan socorrida que vale para cualquier cosa, o tós moros o tós cristianos, ya no sé la cantidad de veces que la habré escuchado a lo largo de mi vida. Y así, si un mal día les regañan siempre podrán recurrir al viejo truco del y tú más: ¿¿¿y me lo dice a mí, ¡¡¡a mí!!!, cuando todos los demás también lo hacen y no les dicen nada???

corrupcionFORGES

Y luego del otro lado estaríamos aquellos que podemos pasarnos también todo el santo día quejándonos de lo que hacen los demás (es bien sabido que la queja es el deporte nacional, cómo no habríamos de practicarlo) pero que procuramos no ponernos a su altura, quizá porque pensemos (ingenuamente) que sólo si cumplimos estaremos legitimados para quejarnos de aquellos que no cumplen. Si hiciéramos lo que hacen ellos nos convertiríamos en ellos, mejor seguir siendo nosotros aún a costa de quedar como gilipollas (o como pringaos, en el mejor de los casos) ante todos los demás. Decía un personaje interpretado por Bob Hope, en una lejana película, que este mundo se divide en víctimas y aprovechados. Al menos las víctimas siempre tendremos los argumentos de nuestra parte para poder seguir quejándonos de los aprovechados.

chiste-forges-etica-empresarial

Ahora miremos (si me lo permiten) un poco más allá. A los periódicos de cada mañana, a los noticiarios, a las webs que frecuentamos, al marasmo informativo más o menos teledirigido (teledigerido) de cada día. Comprobaremos una vez más que existen dos clases de personas: de un lado están aquellos que se indignan con la corrupción, que la condenan sin paliativos, que echan espuma por la boca y te dicen que lo menos que habría que hacer es matarlos a todos… pero que luego con la boca pequeña te insinúan (o acaso no te lo insinúen pero se les ve que lo piensan) que es normal, que cualquiera de nosotros haría exactamente lo mismo si estuviera en su lugar, con tanto dinero gratis a tu alrededor pues a ver qué vas a hacer, poner el cazo, dejar que te unten, guardarte rápido el sobre y mirar para otro lado, si te he visto no me acuerdo. Te dicen que es una vergüenza, pero en el fondo lo único que lamentan es no poder formar parte de ella.

1069960_597404963615889_1969431845_n

Y luego estamos los demás, claro. Los que condenamos estas prácticas sin medias tintas, sin boca pequeña. Los que jamás podríamos justificar lo injustificable, los que no haríamos lo mismo si estuviéramos en su lugar porque sabemos que jamás podríamos ponernos en ese lugar. Y que quede claro, no lo digo con orgullo, no me incluyo en este grupo porque me sienta tan honrado como el que más, no soy de dar lecciones, es más bien todo lo contrario, es más bien que me aproximo a esa categoría de seres humanos de quienes suele decirse que no valen ni para tomar por culo, perdonen la vulgaridad. Lo más delictivo que hice en mi vida fue escaquear del trabajo algún bolígrafo, algún paquete de folios, y con miedo además, que salía yo por la puerta mirando a derecha e izquierda como si me estuviera llevando Las Meninas del Prado. Créanme, yo (y tantos otros como yo) sí que estoy legitimado a echar pestes de la corrupción: por convicción, y porque tampoco sabría ser de ninguna otra manera.

morgan100916

Recuerden al personaje de Hope, víctimas y aprovechados, probablemente estos últimos sean apenas el 5 por ciento de la población y vivan a costa de ese 95 por ciento que somos todos los demás. Pero yo ampliaría el abanico, yo más bien diría que no hay dos sino tres categorías: víctimas, aprovechados y víctimas con vocación de aprovechados; es decir, aquellos que piensan que en el fondo la única diferencia entre una víctima y un aprovechado es tener o no a mano la oportunidad de aprovecharse. O tós moros, o tós cristianos… Por eso hay tantos que votan lo que votan, por eso hay partidos que aún hoy se siguen autoproclamando incompatibles con la corrupción (con dos cojones). En cierto modo es así, son incompatibles con la corrupción porque (la mayoría de) sus votantes jamás van a reprochársela, porque podrán reprocharles otras cosas pero ésta no, ésta se la suda, pues si están ahí a ver qué van a hacer, pues lo que haríamos todos, anda que no íbamos a chupar del bote si se nos presentara la ocasión, si al fin y al cabo lo único que nos separa de ellos es que a nosotros no nos ha sido dada la oportunidad de robar

corrupcion elroto

Es posible que todo esto que he escrito les parezca una sarta de tonterías (y hasta es posible que lo sea) pero me gustaría que lo tuvieran bien presente en las próximas elecciones, y en las siguientes y en las otras y en las de más allá. Que cuando salgan los resultados y se echen las manos a la cabeza preguntándose cómo es posible, cómo hemos podido votar eso, cómo pueden haber vuelto a ganar otra vez éstos o aquellos, cómo ha podido volver a pasar… recuerden entonces que ya se lo advertí, y vuelvan si así les place a esta peregrina teoría mía. No les explicará todo (ni lo pretende) pero quizá sí les ayude a entender algunas cosas. De nada.

Anuncios

From → VIDA DE MIERDA

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: