Saltar al contenido

lo peor

25 julio, 2013

Lo peor de esta muerte no es la muerte, morirte te ibas a morir de todos modos, es ley de vida (ley de muerte), tardarías igual diez, treinta, cincuenta o setenta años, qué sé yo, hasta que la naturaleza quisiera, hasta que tu cerebro ya no diera para más o tu corazón se cansara de latir. Lo peor de ésta y tantas otras muertes es toda esa inmensa vida que te dejas por vivir, es ese ser querido esperando en el andén, démonos prisa, dejamos en casa las maletas, picamos algo y nos vamos rápido para la Plaza, a ver si aún llegamos a tiempo antes de que empiecen los fuegos. Lo peor es esa fiesta que ya no vivirás, ese concierto al que ya no asistirás, esas vacaciones que ya no tendrás, esa playa que ya nunca jamás pisarás. Lo peor es esa oficina o esa clase a la que antes no querías tener que volver y a la que ahora darías cualquier cosa (si aún te quedaran cosas para dar) porque siguiera formando parte de tu vida, porque eso sólo significaría que aún tienes vida. Lo peor son todos esos libros que ya no leerás, esas películas que ya no verás, esos partidos que ya no jugarás, esos besos que ya no darás, esos polvos que ya no echarás. Lo peor son esos mares, esos montes, esos valles, esos caminos, esas ciudades, todos esos paisajes que hoy ya no existen porque sólo eran tuyos y han muerto contigo; como han muerto tus cielos estrellados, tus rayos de sol, tus charlas de café, tus conversaciones a la luz de la luna; como han muerto tus preocupaciones, esas que hace un rato sentías que te quitaban la vida, qué ironía, quién pudiera ahora seguir teniéndolas; como han muerto tus sueños, todos y cada uno de tus sueños, como ha muerto incluso tu derecho a tener sueños, tu íntima capacidad de soñar. Lo peor de ésta y tantas otras muertes no es la muerte, ninguna muerte es buena pero hay muertes y muertes, hay muertes a su hora y otras a destiempo, hay muertes que son la mera terminación natural de un proceso y hay otras en cambio que se presentan de improviso, hay muertes que te apagan la vida, muertes que te quitan la vida y finalmente muertes que te arrancan de cuajo la vida. Hay muertes que te mueren y muertes que te matan, muertes que te esperan agazapadas a la salida de cualquier curva, a la entrada de cualquier estación. No, lo peor de esta muerte no sólo es la muerte, hay muertes que te cierran pero hay muertes que te niegan, hay muertes normales, muertes sin sentido y finalmente muertes como ésta, muertes ante las que casi nada en la vida tiene ya ningún sentido.

Anuncios

From → VIDA DE MIERDA

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: